Como aquella noche en Getsemaní, la primera luna llena de la primavera, sigue iluminando nuestra oración: "Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya".También, como aquella tarde de Jueves Santo de... Seguir leyendo →