“Une a tu alma con vínculos de acero aquellos amigos que adoptaste, después de examinada su conducta, pero no acaricies con mano pródiga a los que acaban de salir del cascarón y aún están sin plumas.”.-Shakespeare