En este mes de Noviembre en el que tradicionalmente recordamos a los que nos han precedido en el camino hacia la Gloria Eterna, y aprovechando que el pasado día 6 la Iglesia conmemoró a “Los mártires del siglo XX en España”, quiero recordar a los religiosos de la Compañía de María que entregaron su alma a Dios, siendo asesinados en diversas circunstancias durante la Guerra Civil.

Religiosos marianistas martirizados durante la persecución religiosa.

Gracias a la inestimable ayuda del padre Enrique Torres, S.M. he podido elaborar esta lista de religiosos marianistas. Por desgracia, sólo tengo los detalles de las estancias en el colegio de los beatos, aunque prácticamente todos los religiosos estuvieron destinados en algún momento en la comunidad de Castelló 50 (ahora Castelló 56):

  • D. Cayo Alegre y Cubillo (†7-XI-1936), Profesor.
  • Beato D. Florencio Arnáiz y Cejudo (†14-IX-1936), Profesor.
    • 1933-1936 (Castelló 50)
  • Beato D. Sabino Ayastuy y Herrasti (†14-IX-1936), Profesor.
    • 1935-1936 (Castelló 50)
  • Beato D. Carlos Eraña y Guruceta (†18-IX-1936), Profesor y Director.
    • 1908-1916 (Goya 13)
    • 1933-1936 (Castelló 50)
  • D. Mauricio Fernández y Hernández (†18-IX-1936), Profesor.
  • Beato D. Fidel Fuidio Rodríguez (†17-X-1936), Profesor.
    • 1910-1933 (Claudio Coello 41 y Castelló 50)
  • D. Leonardo Garay Armentia (†11-XI-1936), Profesor.
  • Beato D. Jesús Hita Miranda (†25-IX-1936), Profesor.
    • 1933-1936 (Castelló 50)
  • D. Bonifacio Lafuente y Gómez (†12-VIII-1936?), Profesor.
  • Beato R. P. Miguel Leibar y Garay (†28-VII-1936), Capellán.
    • 1908-1909 (Goya 13)
    • 1910-1912 (Goya 13)
    • 1923-1925 (Castelló 50)
    • 1930-1936 (Castelló 50)
  • Beato D. Joaquín Ochoa y Salazar (†14-XI-1936), Profesor.
    • 1932-1936 (Castelló 50)
  • D. Cecilio Palacios y Araus (†18-IX-1936), Profesor.
  • D. Jaime Rosas y Padilla (†2-XI-1936), Profesor.
  • D. Eleuterio Tamayo y Pereda (†2-XI-1936), Profesor.
  • D. Juan Vergareche y Larrañaga (†7-XI-1936), Sastre y enfermero.
Mártires de la comunidad religiosa de Madrid.

A modo de elegía, comparto con vosotros también un poema incluido en el libro “Testigos de Cristo”, editado por la Compañía de María en 1941 y que lleva por subtítulo: “A la Memoria de los Mártires Religiosos Marianistas, Inmolados por Odio a la Religión – 1936”.

Gloria a nuestros Mártires


«Por Dios y por la Patria» ofrendaron su vida,
Cayeron en la lid, mas triunfó su pendón:
Celebra su victoria España agradecida,
Los cielos y la tierra en jubilosa unión.

Alzóse, desatada, la furia del Averno,
Y hallólos prevenidos, armados con la Fe.
-«¡María duce -exclaman- el triunfo será eterno!
¡Con Ella venceremos!» Y el triunfo suyo fué.

Cual sagrada consigna, do estribara su suerte,
Un «¡Viva Cristo Rey!» su pecho hizo vibrar;
Y abrieron presurosos sus brazos a la muerte,
Porque, en aquel combate, morir era triunfar.

La inmaculada enseña que al combate nos guía,
Hermanos inmolados, vuestra sangre empañó.
Mas no la lavaremos, que, en nuestra «Compañía»,
A los buenos soldados la sangre no asustó.

Y en manos de la Reina, la Virgen Capitana,
Nuestra Madre y Señora, llamando a nueva lid,
Ondea más flamante, más vistosa y galana
Y arrastra ingente leva en pos de su Adalid.

La aurora que anunciara nueva era de gloria,
Vistióse, en honra vuestra, de púrpura imperial,
Porque España no olvide, que se escribe su Historia
Con alardes de Fe y de sangre un raudal.

-«¡Gloria a la España hidalga!»- proclaman las naciones
-«¡Honor a Cristo Rey!»- de España en los confines
Repiten vuestros ecos. Y en las altas mansiones
Los ángeles entonan: «¡Gloria a sus paladines!».

E. M.

Mártires de la comunidad religiosa de Ciudad Real.