Un 18 de Enero de 1956, hace ahora 62 años, moría D. Pedro Ruiz de Azúa y Ruiz de Azúa S.M., uno de los más insignes profesores del Colegio de Nuestra Señora del Pilar de Madrid, en el que permaneció desde 1912 hasta su muerte.

Homenaje a D. Pedro Ruiz de Azúa en 1947
Homenaje a D. Pedro Ruiz de Azúa en 1947. (Fuente: Revista Siempre Pilaristas nº 133).

Don Pedro “el gordo”, como cariñosamente se le conocía, dejó una profunda huella en los numerosos alumnos que a lo largo de su dilatada trayectoria pasaron por sus manos. Fundador del gabinete de ciencias naturales que hoy lleva su nombre; jugó también un papel fundamental en la organización de la Asociación de Antiguos Alumnos con la ayuda de su legendaria libreta, en la que anotaba los nombres de los alumnos de todas las promociones.

img_5116
Don Pedro Ruiz de Azúa en una fotografía dedicada al padre del autor. (Fuente: Archivo personal del autor).

Al día siguiente de su fallecimiento, el periódico ABC publicaba la nota necrológica que reproduzco a continuación y que puede darnos una idea del sincero afecto que le profesaban sus alumnos:

Necrológica de D. Pedro Ruiz de Azúa
Necrológica de D. Pedro Ruiz de Azúa (ABC 19-1-1956)

DON PEDRO RUIZ DE AZUA


Ayer tarde dejó de existir, santamente, víctima de rápida dolencia, una de las más populares figuras de la enseñanza privada de Madrid: D. Pedro Ruiz de Azúa, religioso marianista, personificación de la bondad, de la sencillez y de la más franca simpatía, y decano de los profesores del Colegio de Nuestra Senora del Pilar. Era, en efecto, uno de los ya contados sobrevivientes del selecto grupo de piadosos pedagogos a los que la Compañía de María confió la formación e introducción en España de su Congregación, y a cuyo cargo estuvieron las primeras fundaciones de San Sebastián, de Vitoria, de Cádiz, de Jerez de la Frontera y de Madrid, a las que habían de seguir tantas otras, hoy diseminadas por casi todas las provincias y en varios países de habla hispánica.

Reunión de la promoción de 1922 en 1946
Don Pedro, junto al padre Armentia y a la promoción de 1922 en una reunión en 1946. (Fuente: Archivo personal del autor).

Licenciado en Ciencias Naturales, D. Pedro Ruiz de Azúa ha preparado, durante casi sesenta años, en distintas disciplinas afines, a otras tantas promociones de bachilleres, y en sus últimos tiempos le fué confiado de modo especial -viviente fichero de nombres y de derroteros diversos- el mantenimiento de una relacion ininterrumpida y cordial con los ex alumnos de los Colegios Marianistas, al servicio de cuya labor supo desplegar una afabilidad, una comprensión y una alteza de miras muy poco corrientes.

Homenaje a D. Pedro Ruiz de Azúa en 1947
Imposición de la Cruz de Alfonso X el Sabio a Don Pedro Ruiz de Azúa en 1947. (Fuente: Revista Siempre Pilaristas nº 133).

El finado, que por su entera dedicación a la enseñanza y al apostolado, así como por su acendrado patriotismo, fue honrado en 1947, al celebrar las bodas de oro de su profesión religiosa, con la Cruz de Alfonso X el Sabio, ha permanecido, sin interrupción, desde 1912, en el Pilar de Madrid. Por ello, su muerte lleva hoy el dolor a centenares de hogares, y la conducción de sus restos al cementerio de la Compañía de María, en Carabanchel, que se verificará esta tarde, a las cuatro, constituirá, sin duda, así como el funeral que será oficiado, a las diez, en la parroquia de la Concepción, una excepcional manifestación de pesar.