Hoy compartimos una imagen de los años 40, aunque permanece prácticamente inalterable, de la entrada de la calle Castelló. Entrada, cuyo umbral tantas veces hemos cruzado en nuestra infancia y que algunos afortunadamente aún seguimos cruzando.

En la barandilla del segundo piso se puede apreciar el detalle de las dos palmas del Domingo de Ramos entrecruzadas, tradición que desgraciadamente cada vez es menos frecuente.

El autor de la imagen es J. García.