No es difícil imaginarse que, pese al avance que había supuesto el Canal de Isabel II para el abastecimiento de agua a Madrid, las condiciones higiénicas y la depuración de las aguas a principios del siglo XX aún no eran las óptimas.

Tampoco quedaban muy lejanas las grandes epidemias de cólera del siglo XIX que habían causado miles de muertos en España. Y en general, la salubridad de los hogares, incluso los más acomodados, no era la de hoy en día.

Es lógico pensar que el colegio tomara medidas para evitar las infecciones utilizando los medios de la época que, dicho sea también, en algunos casos siguen estando plenamente vigentes. En esta ocasión os presento un artículo de la revista Recuerdos del curso 1912-1913 que describe los nuevos elementos instalados para mejorar las condiciones de los alumnos.

Precauciones higiénicas.


Ozonizador: Al lado de la higienización del cuerpo por el deporte al aire libre, la del tubo digestivo por el agua. Hartos estamos en Madrid de quejarnos del agua que bebemos, y únicamente para no asustar al lector no transcribimos las aterradoras observaciones de Madrid Moreno sobre las deficiencias del Canal de Isabel II en su opúsculo: Las aquas de Madrid.

Las aguas potables de la Villa de Madrid por J. Madrid Moreno 1896.
Las aguas potables de la Villa de Madrid por J. Madrid Moreno 1896.

Como la filtración del agua no evita todo peligro, se acudió en el Colegio a la más enérgica de las esterilizaciones, la del ozono, y se instaló el Sanitas-ozono, elegante aparato que sin fragorosos cientifismos, da cuenta de los microbios que es una bendición. El destrozo es tal que el alumno más flojo de la asignatura de fisiología e higiene, plagiando a D. Enrique Pérez Ortego, os asegura que «habiéndose sometido al experimento agua cargada de 12.800 colonias de bacterias por centímetro cúbico, la purificada salió con sólo dos colonias por centímetro cúbico».* Si algún incrédulo alzara los hombros, lea el estudio hecho por la Sección de bacteriología del Instituto Nacional de Higiene de Alfonso XIII [1] y verá que en otra serie de pruebas «los resultados han sido sensiblemente idénticos, pues de 1.860 colonias en el agua bruta por cm3, el agua ozonizada ha dado una colonia inofensiva por término medio al cm3»**. Este estudio lleva el visto bueno de Cajal.

Instalación doméstica de ozonizador de agua.
Instalación doméstica de ozonizador de agua.

Desinfectador a la formalina «Esculap»: Una palabra todavía de la desinfección de los locales de clase. Para dicho fin se emplea en el Colegio el aparatito indicado en el título. Cien pastillas de formalina se gasifican lentamente cada sábado por la tarde. Así cuenta el formol con toda la noche para dar su merecido a cualquier microbio rezagado. La ventilación del domingo basta para hacer desaparecer el olor característico del gas, y ya está el local otra vez «como nuevo». Con estos constantes esfuerzos para favorecer el deporte al aire libre, sirviendo además a los escolares agua ozonizada, y ofreciéndoles locales periódicamente saneados, sin hablar de esa otra higienización del doble paseo diario por los bulevares del barrio de Salamanca y las alamedas del Retiro, cree cumplir el Colegio con la primera de las cuatro educaciones que todo centro debe ofrecer a sus alumnos: la física, la intelectual, la moral y la social.

Parque del Retiro en 1910.
Parque del Retiro en 1910.

* Apuntes de higiene, página 46.

** El ozono. Sociedad española Sanitas-Ozono, página 18.

Notas del Editor:

  1. El Instituto de Sueroterapia, Vacunación y Bacteriología de Alfonso XIII, también conocido como el Instituto Sueroterápico o Instituto Alfonso XIII, se creó por Real Decreto el 28 de octubre de 1899. El Instituto Alfonso XIII sustituyó al Instituto Central de Bacteriología é Higiene y el de Vacunación del Estado. Originalmente ubicado en el número 98 de la calle Ferraz, en 1911, por el Real Decreto del 24 de enero, se cambia la denominación del Instituto por la de Instituto Nacional de Higiene, «Alfonso XIII». (Fuente: Wikipedia).
Antiguo Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII.
Antiguo Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII.